La primer grabación inicia en agosto del 2009.

sábado, 8 de octubre de 2016

martes, 20 de septiembre de 2016

El albatros citado por Arnoldo al inicio del teaser/ L'albatros de Baudelaire recité par Arnoldo au debut du teaser

Deseamos compartirles el poema que Arnoldo empieza a recitar en su versión original al inicio de nuestro teaser y su traducción al castellano que encontrará ahí abajo:

L' albatros 
Souvent, pour s’amuser, les hommes d’équipage
Prennent des albatros, vastes oiseaux des mers,
Qui suivent, indolents compagnons de voyage,
Le navire glissant sur les gouffres amers.
A peine les ont-ils déposés sur les planches,
Que ces rois de l’azur, maladroits et honteux,
Laissent piteusement leurs grandes ailes blanches
Comme des avirons traîner à côté d’eux.
Ce voyageur ailé, comme il est gauche et veule!
Lui, naguère si beau, qu’il est comique et laid!
L’un agace son bec avec un brûle-gueule,
L’autre mime, en boitant, l’infirme qui volait!
Le Poète est semblable au prince des nuées
Qui hante la tempête et se rit de l’archer;
Exilé sur le sol au milieu des huées,
Ses ailes de géant l’empêchent de marcher.
Charles Baudelaire (Les fleurs du mal, 1857)

EL ALBATROS 
Por divertirse suelen algunos marineros
Cazar albatros, grandes pájaros de los mares,
Que siguen, de su viaje dóciles compañeros,
Hasta amargos abismos el rastro de las naves.
Mas cuando les colocan encima de las tablas,
Los príncipes del cielo, torpes y avergonzados,
Míseros abandonan sus grandes alas blancas
Como si fueran remos colgando en sus costados.
¡Qué cobarde y qué frágil es el viajero alado!
¡Cuán ridículo y feo el que fue tan hermoso!
¡Uno con una pipa su pico ha golpeado!
¡Al inválido imita otro haciéndose el cojo!
A este rey de las nubes se parece el Poeta:
Desafía al arquero, vive en la tempestad;
Por las burlas cercado, exiliado en la tierra,
Sus alas de gigante le impiden caminar.
Charles Baudelaire (Las flores del mal, 1857) 

 [Traducción de Elisa Martín Ortega, argumentada y contextualizada en su recomendable artículo "Dos poemas de Charles Baudelaire: comentario y traducción", Pliegos de Yuste, nº 9-10, 2009].​ nuestro/notre teaser: https://www.youtube.com/watch?v=MLsjS6pXE90

lunes, 8 de agosto de 2016

audio de Rodrigo Velez

dramaturgo colombiano que hara lectura en voz en off de fragmentos de lecturas de Arnoldo Palacios: https://www.youtube.com/watch?v=W-tSeXmpgtg

lunes, 1 de agosto de 2016

fiestas de San Pacho, en Quibdo

Anualmente ocurren entre el 20 de septiembre y el 5 de octubre. "Fiestas de Quibdo, en honor a su patrón San Francisco de Asís (San Pacho), forman parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO. Durante estos días la ciudad se convierte en el escenario una colorida fiesta con las calles adornadas con banderas. Los desfiles y las comparsas toman los barrios franciscanos donde se combinan expresiones religiosas y paganas. Son fechas de un auténcico carnaval con música, danza, teatro y verbena que se organizan en los 12 barrios de Quibdó. El 3 de Octubre, la figura de San Francisco de Asís recorre el río en las balsadas. El 4 se celebra una solemne procesión de estatuas del patrono por las calles de la ciudad. Finaliza con una ofrenda al Santo con el “teatro misterio” levantado en su honor. ver mas info en: http://www.sanpachobendito.org/

fragmento articulo julio 2016 sobre 9 de abril

"El siguiente damnificado por el Bogotazo fue el chocoano Arnoldo Palacios, uno de los grandes escritores de nuestro país. Nació en 1924 y recordaba que en su infancia había buscado su futuro mirando el mar, pero para llegar a él debió hacer su primer paso en el sentido contrario, hacia las montañas. De esa forma llegó a Bogotá. Se bajó del Tren de la sabana para estudiar, y gracias a una beca del Ministerio de Educación pudo terminar su bachillerato. Luego estudió derecho en la Universidad Libre, la cual abandonó agarrándose de la literatura. Iba al café Fortaleza (el futuro Automático) a escuchar a los escritores colombianos en la capital. En esas mesas vio a León de Geiff, y escribió su gran novela Las estrellas negras, cuando tenía 23 años, y le llegó el Bogotazo. Esos primeros días de abril de 1948 estaba pasándola a limpio. Decidió salir de su casa a recorrer, como era costumbre, el Parque Nacional, espacio donde leía y estaba cómodo a pesar de los problemas físicos que le había dejado la polio, y estallaron las revueltas. Palacios se salvaguardó en la casa de la gran poeta Matilde Espinosa, quien le dio abrigo, pero al final de otro día llegó a su cuarto y descubrió que muchas de sus cosas habían sufrido por el levantamiento, incluyendo su manuscrito, que había sido destruido. Gracias a su prodigiosa memoria pudo reconstruirlo en tres semanas, y darnos a los lectores esa maravillosa obra, que se publicó meses más tarde. (...)